Los mejores 7 recursos para detectar plagios

11 de enero | 2022

Introducción

El plagio consiste en copiar lo que otra persona ha creado y hacerlo pasar por propio. Todos lo conocemos desde la misma escuela: copiar en un examen o presentar un trabajo, o parte de él, como si fuera de uno. Eso te puede hacer suspender, por supuesto, un examen pero fuera de la escuela puede tener mayores consecuencias que pueden incluso ser penales.

Si practicas la docencia, o como alumno deseas conocer de dónde verdaderamente proceden las fuentes, te interesará conocer aquí las 8 mejores herramientas, gratuitas o de pago, para detectar fácilmente el plagio y dónde procede. Algunas cuentan con recursos simples y otras son más sofisticados y aquí te contamos sus características.

Conoce en este post las diferentes formas de cometer plagio y lee una serie de claves o recomendaciones para educar a los niños a despertar su creatividad y no copiar.


Índice de contenidos:

  1. Qué es el plagio
  2. Herramientas gratuitas para detectar el plagio
  3. Herramientas de pago para detectar el plagio
  4. Cómo la escuela puede ayudar a evitar el plagio
 

Qué es el plagio

El plagio consiste en plagiar, un término que la Real Academia de la Lengua Española define como copiar obras de otras personas y hacerlas parecer como propias, lo cual es un delito porque se toman los derechos del autor sin su autorización y se presenta como una obra original. 

En clases esto es sinónimo de puntos negativos o amonestaciones; pero cuando se trata del ámbito laboral, del mundo musical, en pintura y en general para todas las áreas, se pena por ley y se imponen multas económicas elevadas o sanciones fuertes. El plagio se produce de diversas formas:

Al copiar de manera literal lo que previamente escribió ese autor, aunque sea una parte, sin mencionar que fue de su ingenio. 

Al parafrasear es posible que ocurra un plagio pues muchas veces se toma la misma estructura del escrito solo cambiando las palabras por sinónimos. Esta acción es muy usada en Internet para facilitar el trabajo de redacción sin que los buscadores electrónicos lo detecten. 

Al citar literalmente con comillas pero sin mencionar a su autor.

Al copiar, aunque sea en parte, un trabajo propio sin indicar que ya ha sido publicado. Esto se llama autoplagio.

 

Herramientas gratuitas para detectar el plagio

Dupli Checker: No necesitas estar registrado para disfrutar de Dupli Checker, ya que te permite pegar desde un primer momento el texto que deseas verificar, donde te indicará el site original de cual fue sustraído e incluso resaltará las partes plagiadas.

Además de la detección de coincidencias, tendrás la facilidad de alternar diferentes formatos de documentos, en extensiones doc, docx, txt, pdf, sin que se guarde el material cargado; en otras palabras, protege la confidencialidad, la seguridad del contenido y previene la distribución de tus datos. 

Ya que usa Inteligencia Artificial para ejecutar sus búsquedas y las comparaciones las realiza con millones de fuentes, la detección será más precisa, llegando incluso a desvelar plagios menores en casos de parafraseo o citas no atribuidas. Sus principales motores son Google y Bing.

Plagiarisma: En pocos minutos podrás saber si el texto que introdujiste contiene algún plagio ya que Plagiarisma trabaja con la tecnología de Bing, Google, Google Books, Google Scholar, Yahoo, Babylon. 

Aunque podrás hacer búsquedas de 2000 palabras como máximo sin registrarte, resultará mucho más efectivo si te das de alta, pues te brindará más opciones y cero limitantes de caracteres por cada análisis. Funciona con múltiples formatos te texto o puedes reseñar directamente la página web de la información que deseas comparar. Si eres docente te complacerá saber que cuenta con una versión para e-Learning Moodle. 

Quetext: Es una de las herramientas gratuitas para detectar el plagio más intuitivas, simples y precisas. Únicamente pegas el texto en el recuadro e inmediatamente te aparecerá la comparación y la lista de páginas donde existe alguna coincidencia con su respectivo porcentaje de plagio. No necesitas estar registrado. Una de las ventajas de Quetext es que te permite verificar citas que no fueron atribuidas de manera correcta. 

Grammarly: Para ser exactos, Grammarly busca coincidencias en al menos 8 millones de URLs, lo cual es relativamente suficiente para saber si el contenido fue plagiado; sin embargo, si deseas contar con mayores opciones puedes acceder a una versión Premium.

Sumado a la detección de plagio corrige errores ortográficos, gramaticales e incluso puede sugerirte estilos de escritura más acordes. Por los momentos solo está disponible en inglés. 

 

Herramientas de pago para detectar el plagio

Plag.es: Entre las grandes ventajas que ofrece Plag es que su motor de búsqueda admite 129 idiomas, incluso es capaz de detectar coincidencias en un texto donde haya más de una lengua escrita.

Aunque te hace las comparaciones con millones de fuentes y arrojará el porcentaje de similitud gratuitamente, para obtener un reporte detallado de esas fuentes y las citas no atribuidas necesitarás pagar créditos.

El monto mínimo de compra de créditos son 5.50 euros; también puedes acumularlos promocionando la App en tus redes o prestando el servicio de traducción de la interfaz a un idioma que no presenten. 

Los conferencistas, profesores de escuelas o universidades tienen un trato aparte, la herramienta es gratuita y pueden hacer sus cotejos con más de 80 millones de artículos académicos.

Viper: El pago de créditos por los servicios Viper lo vale, pues arroja un informe muy específico sobre los plagios existentes, comparados con más de 10000 millones de fuentes entre las cuales no solo se encuentran sitios web sino también periódicos, revistas, libros o artículos que se encuentren disponibles en la web. 

No tienes que suscribirte ni asignar una mensualidad, simplemente paga los créditos necesarios cada vez que requieras el servicio. 5000 palabras corresponden a un crédito. 

Antiplagiarism: Trabaja con Google y Bing como motores de búsqueda, identifica el porcentaje de plagio, marca los contenidos plagiados o citados erróneamente, muestra las URLs donde se encuentra el texto original. Antiplagiarism también funciona con varios formatos como pdf, html, txt, doc, docx, rtf, entre otros. 

Plagium: Aunque admite realizar comprobaciones sencillas, cargar archivos y verificar el historial de búsquedas creando una cuenta gratuita. Es preciso comprar créditos para desarrollar análisis profundos.

La ventaja que posee Plagium sobre otras herramientas es que permite a los maestros y profesores abrir una cuenta común, de manera que es una ayuda para consultar los documentos académicos.

 

Cómo la escuela puede ayudar a evitar el plagio

En primer lugar, la enseñanza de valores y ética empieza en casa, mas es reforzada en la escuela. De esa manera, tanto padres como docentes deben sumar esfuerzos para combatir el plagio y explicar a los estudiantes desde edades tempranas por qué está mal hacerlo y cómo atenta contra los derechos de los demás.

Segundo, más allá de enfocarse en no plagiar se le debe proporcionar a los alumnos las vías para crear en vez de copiarse. Por ejemplo, asignar trabajos donde se promueva su creatividad, exposiciones, foros, usar la gamificación o el aprendizaje basado en la resolución de problemas. Así su mente se desarrolla hacia las ideas originales, aunque con base teórica, para lograr metas. 

Tercero, enseñar al alumnado a usar herramientas que le indiquen si está cometiendo plagio en sus trabajos, si el nivel de similitud o parafraseo con textos originales es muy alto, de manera que modifiquen su texto y presenten algo propio. Pero esto solo será posible si antes se le enseña cómo investigar, como hacer menciones a autores o URLs, cómo atribuir citas.

Más información:

Artículos relacionados


¿ALGUNA DUDA?

No dudes en contactar con nosotros si tienes alguna duda o pregunta que quieras hacernos. Estaremos encantados de atenderte.

Contactar


Falta el archivo de Schema correspondiente a review