¿Tiene más beneficios cobrar 12 o 14 pagas?

24 de enero | 2022

Introducción

Muchos contratos, ya sea marcados por la legislación laboral o las mejoras de un convenio colectivo, incluyen el abono al trabajador de 14 pagas al año, la paga mensual más dos pagas extraordinarias, en verano y en Navidad. Existe la posibilidad de prorratear las pagas extra, es decir, repartir la cantidad total en 12 pagos anuales que incluyen por tanto, las pagas extra en el abono mensual del salario.

¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes del pago prorrateado? En este artículo intentamos darte los puntos de vista tanto de trabajador como de empresario cuando se dan 12 pagas prorrateadas en lugar de 14. Te proporcionamos también una sencilla explicación de cuándo y cómo se inició la práctica de las pagas extraordinarias.

Encuentra también aquí cómo afectan las pagas extra al cálculo la IRPF o la jubilación. Recuerda que además puedes negociar con tu empleador la manera de percibir las pagas extra según mejor te convenga.

Índice de contenidos:

  1. Beneficios de cobrar 12 pagas
  2. Beneficios de cobrar 14 pagas
  3. Cómo nacieron las 14 pagas
  4. ¿Existe un tercer tipo de paga?
  5. ¿Son pagas extras o pertenecen a mi salario?
  6. ¿La cantidad de pagas genera variación en la jubilación o en el IRPF?
  7. ¿Es posible solicitar un cambio en la distribución de las pagas?
 

Beneficios de cobrar 12 pagas

Ya que el sueldo es distribuido durante 12 meses del año, su monto será mayor que si cobras 14 pagas; de manera que tendrás acceso a tu dinero más rápido y en la cantidad ideal para manejar las finanzas personales. Además, si deseas calcular un finiquito será más fácil de esta forma.

Es un incentivo para planificar costos y gastos sin salirse del presupuesto, ya que son pagas regulares más elevadas. 

Es una buena manera de asegurar tu dinero sin tener que esperar por gestiones del empleador. Esto sobre todo es una gran ventaja cuando se trata de empresas que no están muy bien establecidas o cuando no te fíes mucho del empresario.

Para las empresas supone un beneficio porque simplifica los trámites de nómina pues no hay que pagar las otras dos extras para totalizar las 14 y se evitan los fallos constantes al calcular las retenciones que implican.

 

Beneficios de cobrar 14 pagas

Es una figura de ley ampliamente implementada, se encuentra tipificada en el artículo 31 del Estatuto de los Trabajadores donde menciona que existen dos pagas: Una por defecto del convenio colectivo o acuerdo de las partes, la otra necesariamente en Navidad.

Da la sensación de que ganas más pues recibes dos pagas extras además de las 12 del año, por lo general en diciembre y en las vacaciones de verano, que son las fechas donde más gastos se presentan. Sin embargo, debes tener claro que este dinero es producto de la división de tu ingreso bruto anual entre 14 pagas, no se trata de bonificaciones añadidas.

No tendrás que preocuparte de que te descuenten la Seguridad Social en estas dos pagas extras, ya que por ley ese procedimiento se ha de cotizar en solo 12 meses.

Si eres de las personas que definitivamente no puede ahorrar, estos montos percibidos en fechas clave te ayudarán a cubrir los gastos que puedan surgir a última hora; por ejemplo, regalos de Navidad, ropa, un paquete de vacaciones a buen precio, algún equipo tecnológico.

En el caso de las empresas, el guardar ese dinero extra le genera intereses que pudieran servir para cubrir algunas necesidades.

 

Cómo nacieron las 14 pagas

El Diario El País reseña el origen de la paga de verano, una historia que se remonta al franquismo, cuando se aprobó que los trabajadores recibirían un pago extra el día antes de la Fiesta de la Exaltación del Trabajo que correspondía al 18 de julio. El pago era una gratificación equivalente al salario de una semana de trabajo.

Por su parte, la paga de Navidad se estableció hacia el 1944 tras la Guerra Civil, cuando la dictadura decidió dar un incentivo a los trabajadores por lo propicio de la fecha y la situación de pobreza en la cual se sumía el país; también consistía en el abono de una semana de salario. 

El periódico hace referencia a que así como España existen otros dos países que también manejan pagas de verano, aunque por razones diferentes, tal es el caso de Holanda y Portugal. 


 

¿Existe un tercer tipo de paga?

Hay empresas que realizan una tercera paga durante el primer trimestre del año, sobre todo en el mes de marzo, la llaman paga de beneficios. Pero esto lo aplican principalmente las grandes corporaciones, con mayor cantidad de trabajadores y puede darse bajo dos modalidades: dividir tus ingresos brutos del año en 15 partes o como un plus al salario anual que te paga la compañía. 

En el último caso ten presente que ese valor añadido depende de bonificaciones extras por desempeño, resultados productivos en la compañía o condiciones que se establecen desde el principio entre empleado y empleador. No obstante, esto no es común.

Algunas personas alegan que cuando se trata del salario separado en 15 pagas no resulta tan atractivo porque se gana menos al mes; mientras que otras apoyan la modalidad porque lo ven como tres ingresos más que sirven para gestionar su economía.

 

¿Son pagas extras o pertenecen a mi salario?

Es preciso enfatizar que cuando hay 14 pagas se trata de tu sueldo anual dividido entre este número de partes; por ejemplo, si ganas 12000 euros al año se divide entre 14 y el resultado es 857,14 euros, los cuales cancelará la empresa de enero a diciembre, un pago más en julio y el otro en diciembre. 

Ahora, si son 15 pagas puede aplicarse lo anterior o puede ser producto de un bono añadido por productividad, lo cual se te informará desde el momento en que firmes tu contrato. 


 

¿La cantidad de pagas genera variación en la jubilación o en el IRPF?

El diario AS de España explicó en su portal web que para efectos del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), el valor final va a depender únicamente de lo percibido por el ejercicio de un año, sin importar que te hayan pagado en 12 partes prorrateadas o en 14 montos. Recuerda que esta figura legal es una especie de contribución al Estado que se fija según la situación laboral, es decir, lo que obtuviste por un año de trabajo.  

Así tengas dos pagas extras vas a ganar el mismo sueldo bruto que alguien que no las tiene, de manera que tampoco va a influir en la jubilación, en la declaración de hacienda anual o en las prestaciones correspondientes a la Seguridad Social.

 

¿Es posible solicitar un cambio en la distribución de las pagas?

Sí es posible, todo es cuestión de acudir a Recursos Humanos, plantear tu situación y explicar por qué deseas hacer la modificación. Probablemente sea más simple cambiarlo si se trata de una compañía pequeña con un reducido grupo de trabajadores donde los procesos administrativos no impliquen grandes gestiones. 

Sin embargo, nuestra recomendación es que antes de acordar un contrato estés claro de cuál es la modalidad implementada y si es necesario discutirlo antes de firmar, pues en ese momento inicial es cuando se establece una negociación de las partes.

Más información:

Artículos relacionados


¿ALGUNA DUDA?

No dudes en contactar con nosotros si tienes alguna duda o pregunta que quieras hacernos. Estaremos encantados de atenderte.

Contactar


Falta el archivo de Schema correspondiente a review