Así se regula el derecho a desconectar en España y Europa

05 de enero | 2022

Introducción

Las herramientas digitales nos han convertido en personas permanentemente conectadas tanto en el ámbito personal como profesional. No resulta extraño que un cargo superior de una empresa contacte con un empleado fuera del horario de trabajo o, incluso, en los días libres. Con el fin de evitar situaciones de este tipo, el derecho a desconectar ha sido regulado recientemente tanto en España como en países europeos de su entorno.

El artículo 88 de la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales regula la desconexión laboral en España. Descubre aquí los motivos por los que resulta necesario el derecho a desconectar en una sociedad digital globalizada. Te mostramos, así mismo, cómo se regula este derecho en Francia o Italia.

Los perjuicios de no desconectar con el trabajo son numerosos: mala salud física y mental, inseguridad laboral o una remuneración injusta. Lee este post y aprende a protegerte ante la invasión del trabajo en tu vida personal.

Índice de contenidos:

  1. Qué es la desconexión digital
  2. Por qué se regula el derecho a la desconexión digital en Europa
  3. El derecho a desconectar en otros países de Europa
  4. Efectos de la no desconexión digital en el ámbito laboral
 

Qué es la desconexión digital

El derecho a la desconexión digital es simplemente el poder de decisión que tiene un empleado para no contestar llamadas, mensajes, correos electrónicos, o cualquier otro tipo de forma de comunicación, mientras se encuentre fuera del horario de trabajo legal o del convenido con el patrono. Por otro lado, implica el respeto de la organización para evitar la presión hacia el personal al respecto.

En el caso español, la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales, específicamente en el artículo 88, precisa qué es la desconexión laboral. La norma explica que este derecho se fundamenta en garantizar el acatamiento al tiempo de trabajo, así como su intimidad familiar y personal. 

En una columna del Diario La Ley, titulada Desconexión digital ¿novedad o anécdota?, el autor deja claro que desde hace mucho tiempo los profesionales están permanentemente conectados. Ya está plenamente regulada la jornada laboral, los descansos, permisos y vacaciones; sumado a que cada vez son más contempladas en convenios colectivos y contratos, las modalidades a distancia y teletrabajo.

 

Por qué se regula el derecho a la desconexión digital en Europa

Existen al menos 10 motivos para establecer un marco jurídico que proteja a los trabajadores que desean no sostener algún tipo de comunicación con su jefe fuera del horario. Según la Resolución P9_TA-PR, de fecha 21 de enero de 2021, estas son las razones por las que el Parlamento Europeo trabaja en la regulación del derecho a la desconexión digital en Europa. 

1. La falta de normativas que respalden el uso de las herramientas digitales con fines laborales.

2. La necesidad de crear un equilibrio entre la vida laboral y la personal puesto que el acceso a la tecnología ha difuminado los límites entre ambas.

3. Evitar que se continúe con el hábito de permanecer “siempre disponible, en línea o conectado”, ya que van en contra de los derechos fundamentales de los empleados y de condiciones justas, como la remuneración o la jornada laboral de ocho horas.

4. El incremento en las cifras de personas afectadas por sobrecargas cognitivas y emocionales, falta de concentración y trastornos musculoesqueléticos como consecuencia de la sobrecarga de trabajo.

5. El uso excesivo de los dispositivos móviles no permite la desconexión laboral digital, agrava padecimientos como el aislamiento, el insomnio, la ansiedad, la tecnodependencia, agotamiento emocional y físico, depresión y trastornos mentales. De acuerdo, a la Organización Mundial para la Salud, en Europa más del 35% de la población se ha enfermado con esto, al menos una vez al año.

6. El Covid-19 cambió drásticamente la forma de trabajar y demostró la importancia de las soluciones digitales. Además, aumentó la cantidad de personas que trabajan bajo el régimen de teletrabajo y trabajadores autónomos.

7. Proteger a las familias, los jóvenes y a las mujeres de las consecuencias económicas y sociales que trajo la crisis por Covid-19.

8. Tomar en cuenta a los trabajadores y sus derechos, orientado a los nuevos modelos de trabajo que han nacido en la era digital.

9. Dar cumplimiento al artículo 8 del Convenio Europeo de Derechos Humanos (CDEH) que habla de la protección de datos. Además de, garantizar el alcance, seguimiento y vigilancia para que el empleador cumpla.

10. Hacer respetar a ese sector de trabajadores que por complacer las exigencias de sus jefes, no recurren a la desconexión digital mientras que se encuentran en su tiempo libre.

Para leer el documento, puedes visitar la página web del organismo legislador donde está publicado. Asimismo, contiene recomendaciones dirigidas a la comisión encargada de esta discusión, relacionadas a evitar que se violen los derechos de los colaboradores, y del rol que viene jugando el teletrabajo para la instauración de normativas tan novedosas como éstas.

 

El derecho a desconectar en otros países de Europa

1. Francia

El derecho a desconexión digital tiene antecedentes franceses, ya que en el año 2016 se incorporó esta norma en el Código de Trabajo Francés. Allí, además de la desconexión se habla de la igualdad entre hombres y mujeres en todas las modalidades, mediante la negociación. De aquí surge la doble faceta de la Ley que también se ha implementado en España: el derecho a desconectarse y el deber de respetarlo po parte del empresario.

2. Italia

Posteriormente, Italia aprobó la desconexión digital en junio de 2017 con la inclusión del término Trabajo Ágil, que combina lo presencial con lo a distancia. No obstante, en esta legislación no se trata como derecho; aunque se permite con esta nueva modalidad. Especialistas del derecho, consideran que existe un vacío legal; pues no expresa las reglas para el trabajo desde casa, donde se requiere desconectarse.

Estos casos de otros países de Europa con adelantos en cuanto al derecho a la desconexión digital en el ámbito laboral fueron ampliados en un artículo publicado por la Universitate de Válencia en el año 2019. El proyecto en el que se enmarcó se titulaba “Los derechos fundamentales ante el cambio del trabajo subordinado en la era digital”.

 

Efectos de la no desconexión digital en el ámbito laboral

Al no garantizar la desconexión digital se pueden generar efectos, muchas veces irreversibles, en los individuos. Es por ello, que se debe abarcar la legislación desde tres frentes: regulación, protección y sancionatoria. Acá te explicamos algunas de las consecuencias de permanecer siempre conectados al trabajo:

No recibes una remuneración que corresponda al tiempo que permaneces en actividad laboral. En muchos casos, no se cumplen con bonificaciones e ingresos extras. También aspectos como la seguridad y el bienestar laboral; los cuales no van en concordancia, con la cantidad de tareas.

Aunque estás disponible para trabajar, te desconectas de tu familia y amigos, pues te conviertes en esa persona que en todas las reuniones siempre está pegado al teléfono. Si no se cuenta con el tiempo libre reglamentario, cómo se puede cumplir el necesario papel dentro del grupo familiar.

Indiscutiblemente, si no gozas del derecho a la desconexión digital tu salud física y mental se verá afectada.

Las mujeres y los hombres se ven en condiciones desiguales en muchos casos. Por ejemplo, aquellos patronos que requiera de personas las 24 horas por siete días a la semana, prefieren hombres o mujeres solteras. Los padres y madres se verían en un gran aprieto al tratar de cumplir en ambos campos.

Más información:

Artículos relacionados


¿ALGUNA DUDA?

No dudes en contactar con nosotros si tienes alguna duda o pregunta que quieras hacernos. Estaremos encantados de atenderte.

Contactar


Falta el archivo de Schema correspondiente a review