5 actividades para mejorar la conducta en el aula

17 de marzo | 2022

Introducción

Todos hemos sido testigos de cómo afecta la mala conducta de los alumnos al normal desarrollo de las clases. Es un problema que va más allá de la idea de disciplina y que incide tanto en la labor docente como en el aprendizaje de otros estudiantes por lo que debe ser erradicada con las herramientas apropiadas.

Encuentra en este post una serie de recomendaciones para manejar y solucionar la conducta disruptiva de los alumnos en el aula: desde la definición de unas normas claras hasta el necesario contacto con otros docentes y las familias. Además, te proponemos 5 actividades para enfrentarse al mal comportamiento en el aula.

El comportamiento disruptivo es uno de los grandes enemigos de una educación sana. Luchar contra estas conductas no sólo mejorará la salud mental de los docentes sino que también hará que tus hijos o alumnas aprovechen sus clases de forma apropiada.

Índice de contenidos:

  1. ¿Por qué es importante la disciplina dentro del aula?
  2. ¿Cómo manejar los problemas de conducta en el aula?
  3. 5 actividades para mejorar la conducta en el aula
  4. La importancia de la formación docente para tratar de modelar la conducta de estudiantes
 

¿Por qué es importante la disciplina dentro del aula?

Mantener la disciplina dentro del aula y lograr que los alumnos mejoren su conducta durante las horas que pasan en el colegio puede ser un poco difícil. Sin embargo, los profesionales en el área de la educación han orientado sus esfuerzos en ejecutar exitosamente esta tarea, en compañía de los estudiantes, padres y cuerpos de apoyo, y empleando técnicas especialmente desarrolladas para alcanzar la meta.

La revista electrónica Actualidades Investigativas en Educación ha publicado un trabajo titulado “La disciplina en el aula: Reflexiones en torno a los procesos de comunicación” en la que ha asegurado que una mala gestión de la disciplina en el aula de clases impide a los educadores disfrutar completamente de su profesión. 

Lo peor es que desarrollan un sentimiento de frustración y ansiedad que redunda en un pésimo desenvolvimiento de sus funciones. El mismo trabajo de investigación revela que la disciplina es indispensable para que la sociedad pueda funcionar de manera efectiva. Y la escuela no queda exenta a este planteamiento, por lo que el orden recae directamente en los hombres del personal docente.

 

¿Cómo manejar los problemas de conducta en el aula?

Hoy en día es posible poner en práctica algunas recomendaciones útiles para manejar la conducta dentro del aula. El Instituto Superior de Estudios Psicológicos (ISEP) ha desarrollado una serie de estrategias publicadas en el artículo “Problemas de conducta en el aula y su manejo”. Estas son:

- Definición de normas: Es importante establecer reglas lo suficientemente claras para mejorar la conducta de los alumnos que deben ser aplicadas de forma oportuna para el cumplimiento de los objetivos.

- La conversación es importante: Evita las confrontaciones y la lucha de poderes, pero sí debes dejar por sentado que eres el adulto y la persona con autoridad en torno al espacio.

- No tomes de forma personal el comportamiento de los alumnos: De esta manera evitarás confrontaciones innecesarias. 

- Planificación: Organiza el trabajo que vas a realizar, manteniendo un control exhaustivo del tiempo y utilizando los elementos necesarios para lograr que la disciplina impere en el aula.

- Infórmate muy bien: Debes buscar información útil sobre las diferentes estrategias que puedes aplicar, de acuerdo a la edad de los estudiantes. De esta manera, ejecutarás acciones muy específicas.

- No expongas a los alumnos: Es importante que los alumnos no sean expuestos públicamente, mucho menos ridiculizados durante la ejecución de las estrategias usadas para disciplinar a los alumnos.

- Identifica y rectifica: Es importante identificar y rectificar aquellas situaciones que refuerzan las conductas reprochables.

- Modifica la conducta: Escoge la técnica más apropiada para modificar la conducta de los alumnos. Para lograr el objetivo, es indispensable hallar las mejores estrategias.

- Ignora conductas inadecuadas: Si notas que el comportamiento de los alumnos no representa algún riesgo, lo mejor es ignorarlo.

- Promueve reuniones con otros colegas: La intención es compartir estrategias y desarrollar estrategias comunes para la modificación del comportamiento del estudiante.

- Pon atención a los estudiantes de mayor riesgo: Ubícalos en lugares específicos para mantenerlos bien lejos de aquellos estímulos negativos.

- Mantente en contacto con la familia: La comunicación directa y activa con los familiares de estos estudiantes es fundamental. De esta forma, estarás monitoreando su progreso.

- Asigna actividades al estudiante: Lo más importante es mantenerlo ocupado con actividades productivas que estén relacionadas con las funciones escolares.

- Refuerza la conducta positiva: La intención es desechar por completo aquellas conductas negativas que pondrían en riesgo la disciplina dentro del aula.

- Reconoce el esfuerzo realizado: Si los estudiantes han demostrado resultados positivos, es importante darles el reconocimiento que se merecen. Y si es posible, invítalos a que apoyen a otros estudiantes en la misma situación.

 

5 actividades para mejorar la conducta en el aula

Hay estrategias que resultan infalibles al momento de mejorar la conducta dentro del aula. Estas son las cinco más importantes.

1. Trabajo de meditación

La meditación permite a los alumnos mantener bajo control los niveles de estrés y el comportamiento disruptivo. Pero también es sumamente útil para mejorar sobremanera tanto la concentración como la memoria. Se ha convertido en un mecanismo eficaz para mantener el orden dentro de clase. 

De hecho, el Instituto para el Futuro de la Educación en México ha revelado que algunos estudios aplicados en colegios donde han optado por la meditación han concluido que las suspensiones por conductas inadecuadas han disminuido de forma considerable.

2. Talleres y ensayos

Los talleres se han convertido en herramientas esenciales que ayudan a los estudiantes a entender y atender las causas de su comportamiento inadecuado. Lo mejor es que se llevan a cabo incluso antes de que el individuo cometa alguna falta grave.

Este tipo de actividades pueden ser desarrolladas por maestros con conocimientos sobre el tema, durante algunos minutos de receso o entre las clases. 

Una de las tareas más comunes en los talleres y ensayos son los autoanálisis, lo que hace mucho más fácil al estudiante definir las causas de su mal comportamiento; por lo tanto, se hace mucho más sencillo encontrar soluciones más prácticas.

3. Crear  una red de profesionales en torno a los alumnos

Pero un profesor por sí solo difícilmente podrá conseguir resultados en corto tiempo. Es necesario contar con ayuda de auxiliares, coaches, psicólogos, consejeros, entre otros.

La intención es que haya más profesionales capaces de desarrollar estrategias útiles para lograr una mejora sustancial de la conducta en el aula. Por supuesto que en este mecanismo deben interactuar profesores y padres.

4. Gestión de las emociones

Es necesario que el estudiante tenga la capacidad de identificar planamente sus emociones. Pero es igual de importante saber cómo controlar cada uno de sus impulsos y frenar su conducta disruptiva.

Para ello requerirán de la ayuda de algunas técnicas como mindfulness, indispensables para inhibir el comportamiento inadecuado por medio del control de sus emociones.

5. El diálogo ante todo

Para un niño o un adolescente es bastante difícil hablar de lo que está sintiendo aunque sea una tarea muy útil para inhibir el comportamiento inadecuado. Para lograr el objetivo, se necesitará de la guía del profesor.

El docente puede aprovechar un momento coyuntural para enseñar al joven a internalizar su conducta pero también para diseñar estrategias que les permita hablar mucho antes de actuar.

 

La importancia de la formación docente para tratar de modelar la conducta de estudiantes

La formación de los profesores para tratar la conducta de sus estudiantes en las aulas es necesario. También necesitan herramientas para ejecutar eficientemente las técnicas que le garanticen un excelente resultado en el colegio.

Una buena preparación reducirá al máximo los problemas de conducta pero también evitará atacar a tiempo una situación para que no pase a mayores.



Más información:

Artículos relacionados


¿ALGUNA DUDA?

No dudes en contactar con nosotros si tienes alguna duda o pregunta que quieras hacernos. Estaremos encantados de atenderte.

Contactar


Falta el archivo de Schema correspondiente a review